lunes, 14 de abril de 2014

El porno magico

Estoy sola en mi casa, "si, que comienze la fiesta". Es hora de poder masturbarme sin tener que cuidarme de quien me vea. Busco en internet porno. Me empiezo a masturbar y cuando meto el consolador algo se mueve dentro de mi, ah de ser el consolador de 17 cm.
Estoy llegando al climax cuando el consolador se me resbala y se mete todo, lo intento sacar pero no puedo. Me duele, sale otra vez pero ahora es color piel, y detras de el viene un para de bolas, son testiculos. Ahora tengo un pene, como el de un hombre, mi abdomen se infla, qué me esta pasando. Mi senos se adelgazan y se ponen como los de un hombre, mis brazos y piernas se vuelven mas grandes. Me rasco el pecho y siento mucho pelo, bajo la vista y veo que todo mi torso esta lleno de vello. Mis brazos, hombros y piernas tambien se llena de vello. Me levanto y veo que tengo el cuerpo de un hombre, mi pelo se va haciendo más pequeño hasta que desaparece. Me toco la cabeza y ahora estoy calva, con un poco de pelo alrededor. Bajo mis manos y las paso por mis mejillas, ahora tengo baraba, toco mi nueva barba, que asco.
Voy hacia el baño, tengo una erecció, se siente tan extraño tener algo que cuelags y se mueva a cada paso que doy. Me veo en el espejo, ahora soy un hombre como de unos 55 años. Estoy gordo y peludo, con los vellos unos grises y otros aun negros. Regreso al sofa, a continuar lo que no termine.
Recorro con mis manos mi nuevo cuerpo, y mi pene se pone mas duro. Lo agarro y comienzo a masturbarme. Que asco, tengo un pene y masturbando. 
–Aahh!– grito al sentir que me vengo y me lleno toda la mano de semen. Que ascoo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Espero que haya sido de tu agrado y por favor deja tu comentario o sugerencia