lunes, 17 de febrero de 2014

El secretó

"Me voy a meter a bañar, a ver si asi me tranquilizo"
Me acabo de pelear con mi esposo, porque lo descubri que me estaba engañando con mi hermana y el me decia que solo la habia llevado a su casa, "si, 2 horas andetro". Desde hace tiempo sabia que me engañaba, pero solo lo dejaba pasar para tener buenas pruebas y poder divorciarme de el.
Me meto a bañar, siento cómo me duele el pecho, bajo la vista y veo cómo mis bubis se hacen mas pequeñas, pero se ponen fuertes y cuadrados como los de un hombre; mi estomago es remplazado por un six-pack. Mi cuerpo me duele y hasta los huesos, siento como van creciendo, me estoy poniendo mas alta y ancha, me duelen los brazos así que volteo a verlos y crecen, se ponen musculosos, con las venas saltadas y se van poniendo demasiado masculinas, igual con mis manos.
Veo como se me empieza a caer pelo, demasiados mechones "me estoy quedando calva".
Mi vagina me empieza doler y bajo la vista de inmediato, veo como comienza a salir un... PENE? Y detras del pene sale un para de testículos. Mis piernas se pones mas grandes y musculosas, igual que todo mi cuerpo y mis pies se hacen mas grandes. Mi piel comienza a cambiar de color, pasa de un tono blanco a un bronceado, demasiado sexy. Salgo de la bañera y me veo en el espejo, en ese preciso momento veo mi cara como va cambiando de forma, poniendose mas masculina y siento una picazón, sigo viendo el espejo y me comienza a salir la sombra de la barba. 
–Oh no!– Digo con mi nueva profunda y masculina voz.
Ahora soy un hombre, de pies a cabeza. Con mis nuevas y grandes manos, me toco todo el cuerpo, se siente tan extraño, pero a la vez rico. Llego con mis manos hasta mi nuevo pene, quiero pero a la ve no quiero tocar mi pene, es extraño tener pene, se siente como si tuviera algo de mas entre mis piernas, ya me decidi tocarlo, se va poniendo mas grande y grueso, me empiezo a masturbar, nunca crei que masturbarme en el cuerpo de un hombre se sentiria tan sabroso.
Alguien abre la puerta y veo que alguien entra, pero no logro distinguirlo hasta que le da la luz en la cara. 
Lucas, mi esposo.
–Hola amor.
–Hola...Cómo sabes que soy yo?– Pregunto, mi propia voz, varonil me excita demasiado.
–Porque yo lo hice.
–Qué? Tu lo... Hiciste? 
–Si, llevo años que se que soy gay, pero estoy enamorado de ti.
–Por qué...–Me interrumpe antes de terminar.
–Por qué nunca te lo habia dicho?– Asiento, intento hablar pero no me salen palabras. –Porque me daba vergüenza y ahora tu en ese cuerpo, podremos estar juntos y felices.
–Pero ami no...– Mi cabeza me duele y demasiados recuerdos modificados, de mi, en vez de ser una mujer, siempre he sido un hombre gay.
Se acerca a mi y me besa, es tan extraño estar besando a alguien de mi mismo sexo, pero en mi mente es tan normal ya. 


Ya llevo dos años siendo gay y saliendo con mi esposo. Ya nos casamos y hemos creado una familia, adoptamos a una niña de 13 años, no se avergüenza de nosotros, es lo bueno. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Espero que haya sido de tu agrado y por favor deja tu comentario o sugerencia