lunes, 24 de febrero de 2014

El jefe de papá

Cuando deseaba estar mas cerca de papá, no me referia a ser su jefe, con todo y su gran panza.
Mi papá nunca esta en casa conmigo y siempre estaba sólo en casa. 

Así que ayer después de salir de la escuela, habia un señor que vendia anillos de los deseos.
–Niño, quieres uno?
Si, si quiero uno, pero luego si es un estafador.
–Se que crees, que no fucionan, te garantizo que si, y si no, aquí estare mañana.
–Bueno... A cuanto?
–$20 pero a ti, te lo reglao.
Estira la mano, con el anillo en la palma -es dorado y un poco pequeño- estiro mi mano y lo tomo. Lo pongo en mi dedo índice. 
Espero a que mi papá llegue. 
–¡Otra vez se olvido de mi!– Gruño. Me tendre que ir caminando.
Cuando iba de camino a mi casa, estaba muy enojado con mi papá, su jefe siempre lo tiene en la oficina y no lo deja salir nunca.
–Deseo estar mas cerca de papá.
Veo un destello dorado, que sale de mi mano y volteo a verlo. De pronto todo se vuelve borroso, y de pronto ya no estoy en la calle, estoy en un baño, hay un espejo enfrente y lo primero que veo es al jefe de mi papá, que esta parado detras de mi, pero yo, yo por qué no me veo? Me muevo un poco y veo que el tambien se mueve.
–Que raro. –Digo, pero la voz que se escucho no es la mia, suena demasiao profunda.
Me acerco al espejo, empiezo a tocarme, mi panza -que asco, estoy obeso- mi barba, mi cara, todo y comienzo a sentir algo en mis pantalones y duele. Bajo el cierre del pantalo y sale un gran pene, sale de mi, mi primera eyaculación.
–Hola, jefe.– Es papá, que acaba de entrar al baño.
–Pap...– Me corrijo – Josh. –El no sabe que soy su jefe.
Se me queda viendo, y despues me acuerdo que estoy con los pantalones abajo.
–Que bueno que no fui por mi hijo.
–Que?– Nuevos recuerdo flotan en mi mente, ahora entiendo porque papá pasa tanto tiempo en la oficina, el tiene una relación con su jefe, yo ahora.
–Quieres hacerlo aquí, papi?–Pregunta.
–Si hijo.
Se agacha, me baja el calzón y comienza a chuparme el pene.
–Vamos, chupa bien el pene de papá– Digo, esas palabras suenan tan extraño, pero al decirlos ya me es tan normal.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero que haya sido de tu agrado y por favor deja tu comentario o sugerencia