martes, 1 de julio de 2014

En el Cuerpo de mi Amo

Estar en el cuerpo de Drake, ha sido lo mejor que me ha pasado.
No sé como sucedió, sólo sucedió.

Un día estaba dormido en la cama de mi amo, Drake, y al despertar lo busque pero, no lo encontre. Le empeze a hablar, pero en vez de escuchar mis ladridos, escuche la voz de mi amo salir de mi boca. 
Me pare, fué muy extraño haber caminado con dos pies. Fuí en espejo, me ví en el y ya no fué el perro que siempre se veía, era mi amo, Drake. 
Que bien se siente tener pulgare, cinco dedos, dos piernas, con las cuál puedo caminar, y ya no con cuatro.
Al llegar a la sála, donde, Drake, me decía que no me subiera en los sillones, vi a un perro arriba de los sillones y le empeze a gruñir. El perro volteó y me vio. 
Wof, Wof.–"Lucifer, eres tú?" Fué lo que me dijo, en idioma canino.
–Drake? 
Corrío hacia mí y se paró en dos patas. Me comenzó a lamer. 
Nuevos recuerdos llegarón a mi mente, y ví todo la vida de Derek.

Han pasado 2 semanas, y ya me he estado acostumbrando a ser un humano. Yo creó que él también. 
Ahorita lo llevo a pasear a la playa.
Hoy el día es muy soleado así que esta bien para un buen bronceado. 
No se como los humanos pueden controlar el pene, no puedo ver a una chica atractiva y con buen cuerpo, porque esto luego, luego, se para, como cuando solía olfatear a perritas con olor muy rico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Espero que haya sido de tu agrado y por favor deja tu comentario o sugerencia