miércoles, 23 de julio de 2014

Papel Extraño.

–Unos diez minuto más, y paramos por agua.– Le dije a mi perro, Deep.
Salimos a correr y ya llevamos 7 Km. Deep, ya lleva la lengua de fuera, de cansancio.
Me tengo que detener, porque se para a olfatear algo, es como un papel con letras en un idioma que no entiendo. Lo tomo, para verlo más de cerca, cuando de repente todo el mundo se detiene. 
Siento que caigo al piso, y me quedo a gatas. Deep, se para en sus patas traseras y empieza a tomar forma de un humano. Mis manos se convierten en patas, y se empiezan a llenar de pelo negro, mi nariz y boca, crecen y se convierte en un hocico. Levanto la vista y veo que Deep, se va pareciendo a mi, me quita el short, boxer, tenis y calcetas. Se los pone y inmediatamente el mundo comienza a avanzar.
Empiezo a entrar en pánico, porque todo se ve más grande. Siento una mano detras de mi oreja y me comienzan a acariciar. Me doy cuenta que estoy sacudiendo mi cola y lambo la mano de mi amo.
–Buen chico, Deep.
Comenzamos a correr y me encanta. Me encantan los nuevos olores, correr con libertad y hacer del baño donde quiera.
Llegamos a la casa y me dan croquetas de carne, creí que sería desagradable pero, me gustan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Espero que haya sido de tu agrado y por favor deja tu comentario o sugerencia