lunes, 26 de mayo de 2014

Ebrio.

Dios! No puedo llegar asi de ebrio a mi casa, llegare a la casa de mi tío, se donde esconde la llave y el siempre me ayuda cuando estoy en problemas. Llego a casa de mi tío, busco la llave detras de la maceta, si, ahi esta. Entro. Esta todo oscuro. Enciendo la luz, la luz es amarilla y poco brillante.
–Tío!– Grito– Tío, estas en casa?.
 Silencio, no me contesta. Vuelvo a gritar.
 –Tío Henrry?– 5 minutos despues y no contestas. Decido ir a su cuarto, esta vacio, nada. 
Aahh! Me anda del baño. Entro en el baño y cuando lo abro me sorprendo al ver lo que hay en el piso.     Esta la cara de mi tío, pero desinflada, sin vida. Me acerco y la agarro. Esta pegada a su cuerpo desnudo pero, es como un traje. Le doy vuelta y la parte de atras tiene una cremallera. Bajo la cremallera, sale un rico aroma a mi tío de adentro. Meto mis piernas al traje, siento como se ajusta alrededor de ellas, las muevo y las toco, es como si fuera mi piel. Introduzco mi cuerpo y mis brazos, se ajusta y puedo sentir sus musculos, ahora mios. Solo me falta la cabeza, me colo la cara de mi tío y la cremallera se cierra sola. Los recuerdo de mi tío aparecen en mi mente.
–Wow– Limpio mi garganta porque, mi voz suena rasposa.– Mi voz!– hablo como mi tío.
Me meto a bañar, es como algo que tengo que hacer, bueno mi tío iba a hacer. siento como el agua recorre mi nuevo cuerpo y pasa por todo el vello. Es raro, nunca habia tenido tanto vello.
No se que paso con mi tío y porque tengo su cuerpo ahora. Intente bajarme el cierre y no puede, ha desaparecido. 
Bueno, ahora tendre una mejor vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Espero que haya sido de tu agrado y por favor deja tu comentario o sugerencia